Para qué voy a seguir ahondando en el análisis técnico, para qué alucinar con ondas de Elliot ó los numeritos del amigo Fibonacci, para qué banderolas ó tendencias infieles, para que esas velas que no arden ni siendo japonesas, del[…]↓ Read the rest of this entry...